• El Rey Trasgo

    La Ciudadela, silenciosa guardiana de la paz gobernada por tres naciones, vigila los reinos del hombre navegando los cielos. En un pueblo del frío norte, dos amigos descubrirán un libro vinculado a un enigma del ayer y a un hombre entre la vida y la muerte. Nacido de la pluma de un poeta, les descubrirá los secretos que moran en las montañas a través de una historia en la que conservar la vida vale más que conservar la humanidad. El mundo apura sus últimos latidos... Y en la cima de los Picos Negros, contemplando el paso del tiempo entre delirantes pensamientos, el Rey Trasgo aguarda el momento de construir sus sueños a partir de sus cenizas.

  • La Reina Oscura

    Álex, cuyo hermano ha quedado en estado de coma tras una grave enfermedad, se verá arrastrado por un siniestro personaje hacia un mundo fantástico. Allí deberá averiguar si su hermano se encuentra retenido por la Reina Oscura. Para ello se enfrentará a peligros insospechados con la ayuda de unos compañeros maravillosos, aunque algo peculiares.

  • El Letargo del Pájaro de Fuego

    Un virus desconocido está sumiendo en un extraño coma a los ciudadanos del planeta Arkadia. La doctora Aldrim, eminente científica, vuelve a su planeta natal para estudiar el virus y frenar su avance. Cuando regresa a Arkadia vuelve a sufrir el totalitarismo del gobierno arkaniano y la fuerza militar, que someten a la ciudadanía bajo la tiranía del poder. Recluida en una base militar buscará una cura para la plaga con la ayuda de su equipo.

  • La Lágrima de la Luna

    Existe un mundo más allá de la realidad, más allá de toda lógica, más allá de la razón. Allí, los sueños de todos los seres vivos conviven unos con otros y cualquier cosa es posible.

  • Butterfly. Ópera Espacial en 5 cuadros

    Más allá de los sistemas dominados por la Autoridad Interestelar, más allá de las galaxias conocidas y de toda civilización, les aguarda un mundo con tantas posibilidades como trampas naturales esperan a que caigan en sus redes...

Han pasado ya unos días desde que terminé de leer el Rey Trasgo, y como todo lo bueno, te deja con ganas de más. Me siento como cuando después de comer te entra esa gusa de algo dulce, vas directo al armario a por un pedacito de chocolate y... ¡vaya, si juraría que quedaba! Pues lo mismo.

Para los que os pique el gusanillo, se trata de la primera novela de un joven autor patrio, Alberto Morán Roa, y está editada por Kelonia Editorial.

Bueno, ya os digo que merece la pena. Personalmente he pasado muchos buenos momentos leyéndola. Me parece increíble el hecho de que en tan sólo trescientas páginas su autor sea capaz de atraparnos con su historia y recrear un mundo tan rico.

Y ni que decir de la historia. Todo discurre a través de dos hilos argumentales, La ciudadela y La montaña, pero no sabría deciros cual de las dos me apasiona más. Me ha pasado lo mismo que al leer a Martin, cuando acababa un capítulo y cambiaba de escenario, me decía ¡ahora, ahora no hombre, pero por qué! 

No se trata de una novela de fantasía típica. Me encanta la forma en la que mezcla los tópicos del género: héroes, imperios, criaturas, grandes batallas, magia. Por otra parte, Alberto Morán es de los pocos escritores, junto con Javier Negrete, que son capaces de meterte de lleno en una batalla sin perderte durante los primeros párrafos. Es más, para mi gusto pocos autores (que me perdonen los que no he tenido el placer de leer) muestran el conocimiento que posee Alberto sobre esgrima antigua.


Desde luego, es una novela que aunque puede parecer compleja de leer debido a los cambios argumentales, flashbacks, etc., no lo es ni mucho menos. También hay que quitarse el sombrero ante la prosa de Alberto, fluida y de gran calidad estética; sin palabras. Da gusto leer una obra así.

Pero todo no puede ser bueno, tiene una pega ¿Cuándo tendremos la segunda parte? No, es broma, todo lo bueno tiene su periodo de maduración.

Bueno, que os animo a leerla, de verdad; no os la podéis perder.

2 comentarios:

Cristian dijo...

Asi claro que es fácil antojarse leyendo esta estupenda reseña de Javier Pastor. Estoy seguro que el libro engancha y te deja con el hambre de seguir leyendo las próximas partes. Además todas las críticas que he leído sobre la obra de Alberto Morán Roa son muy positivas. Que más decir, pues que creo que me lo pillare en breve y asi podré opinar mejor sobre su contenido, por cierto la portada del Rey trasgo La ciudadela y la montaña está bien chula y es muy diferente a todas las demás, quizás sea otro símbolo más de esta nueva forma de escribir fantasía como ya adelanta Javier Pastor en su reseña y me alegro mucho de que está innovación sea por parte de un escritor patrio que tan buenos son como lo son los no patrios pero más reconocidos y destacados muchas veces de manera injusta y por la falta de apoyo de los nuestros, asi quiero dar un empujón a todos los jóvenes escritores y sobre todo a los que son nuestros.

Kelonia Editorial dijo...

¡Gracias por el comentario Cristian!

Publicar un comentario

¡No te cortes!